Feliz Navidad 2020 y un venturoso año 2021 La esperanza se impone a la adversidad

Quiero hacer un brindis por este año que termina, que se va callado, triste y meditabundo, tanto como muchos han quedado…y duele ver eso…pues es momento de abrir los ojos a la Esperanza que nos trae el 2021.

Brindo por la Paz, que viene, aprovechemos este momento maravilloso; brindo por la Vida, que se antepone a este azote que vivimos; brindo por el Amor, que todo lo transforma; frente a lo que ocurre en todas partes: los conflictos sociales, divisiones familiares, contraposiciones por diferencias de opiniones, indiferencia, apatía, servilismo frente a las Dictaduras, un remolino que arrastra a las mayorías indefensas, un sinfín de retos, tenemos que mirar lo que nos toca a cada uno pues no deberíamos estar más de brazos cruzados.

Hemos pasado un año que empezó arrastrando la corrupción a nivel mundial, que en América se tradujo en una empresa: Odebrecht, que pintó de cuerpo entero quienes son los corruptos de siempre, y que la prensa, que forma parte de este oscuro conglomerado, quiere acallar; si un individuo comete un delito tiene que ir a la cárcel, porqué entonces el que comete tantos delitos, y sobre todo, al adueñarse de mala manera de los dineros de todos, quedan ilesos.

   Si bien es cierto que el actual modo pandemia aún inflige temor. Esta ubicación de contexto nos convida a ejercer una profunda reflexión, que nos enlaza con esa existencia espiritual que reside en cada uno de nosotros. Así que es buen momento para descodificar como  percibimos el sentido de la vida.

   Es necesario  admitir un punto de partida donde  vivimos realidades diferentes, llenas de acritud, para nada fácil. Pero también existe un punto de llegada donde es hora de reinventarnos, de convertir esta situación en un sentido extraordinario, formar una nueva versión de nosotros mismos y poder crear un mundo mejor.

    Debemos acrecentar nuestros niveles de conciencia y apostar más al ser que al tener, sería ideal que se dulcificaran las sociedades, será posible con los mismos actores? Pues que den un paso al costado, tenemos mucho potencial, que los Estados no sigan  financiando a los agoreros  del mal, sino  a jóvenes promesas, los hay y a montones, es tiempo de aprovechar. Eso, para purificar un poco el panorama.

    Debemos vivir con sentido,  afrontar la vida con entusiasmo y optimismo  sobre todo en este contexto actual. Renovemos nuestras mentes y para ello debemos concebir nuevas ideas, transformar nuestros pensamientos, sentimientos y nuestras miradas deben ser más acuciosas. Dejemos paso también a respuestas sanas, un poco de buen humor, ¿por qué no? Sonreír, permitir que la alegría se apodere de nosotros y compartir esa alegría y cambiar caras, despegarnos un poco de los que podamos estar en una zona de confort, aflojar los puños, estirar los codos y llevar algo de nosotros al que lo necesita. Seamos generosos en el dar.

Queridos hermanos de todo el mundo, el 2020 nos ha demostrado algo, tenemos un enemigo, y es un enemigo muy grande, tanto, que se ha querido devorar a mucha gente, con la complicidad de algunos, convencidos unos pocos de esta especie que si no lo hacen, sus existencias se verán disminuidas en capacidad material, otros por querer llegar a eso que han quedado en llamar el éxito, siempre el afán de poseer, de tener, creyendo que es la única manera de saber vivir, y que equivocados de cabo a rabo arrastran a los distraídos. Toca voltear la página, lo feo al Museo de la Memoria, lo malo se desecha.

Nuestro idioma es bello, muy bello, sin embargo hasta al Diccionario lo están plagando de contrasentidos, con la dirección de una no tan Real Academia, que ya debería llamarse Baal Academia. Al igual que estos  directores, tener cuidado y los ojos bien abiertos. Muchos retos se abren frente al avance de este tipo de intrusos, en diferentes estamentos donde se enquistan, y cada caso amerita estar muy atentos, por uno y por todos. Que esos bichos no nos desanimen.

Brindo, decía para hacer un brindis por todas las cosas buenas de este año 2020 que se va, y que se lleve todo lo malo, pero también brindo las acciones de mi vida para que el año 2021 seamos más proactivos en construir sólidas bases para no seguir permitiendo más abusos, para estar más activos con espacios de reflexión, en Perú cumplimos 200 años de independencia, veamos lo que conlleva; empero, seamos capaces de comprometernos a la construcción de una nueva sociedad, una comunidad sostenible, una hermandad sin “hermanitos”, un país libre de corrupción, donde  sabremos decir si a los buenos actos, si a la paz, si a la esperanza, si al amor, la alegría no sólo es un derecho, también es nuestro deber. Toca nuevas elecciones con los mismos protagonistas, atrincherados, reacomodados y con las mismas ratas en el sistema electoral. En fin, queda mucho por limpiar.

Brindo por un nuevo país y brindo porque tú quieres cambiar porque me ves cambiado, brindo por tus éxitos y tus logros, Feliz Navidad 2020 y Feliz Año Nuevo 2021.

UNA ESPECIE DE NOTA:

SABEMOS QUE EL PRINCIPAL ENEMIGO NO ES SÓLO EL VIRUS SINO SUS MANIPULADORES (M). SI LO QUE DIGO ES ESPECULACIÓN QUE NOS DIGAN LAS INSTITUCIONES PERTINENTES PORQUÉ NO SE HAN PRONUNCIADO SOBRE LAS INVESTIGACIONES QUE HAYAN HECHO, SI LAS HAN HECHO. Y SI NO LAS HAN HECHO, PORQUÉ NO.

INSISTO EN QUE DEBEMOS ACTUAR CON OJOS ATENTOS, PERO LO MÁS IMPORTANTE Y SUSTANTIVO ES ABRIR UN CANAL PARA COMPATIBILIZAR LOS APORTES POSITIVOS Y EXENTOS DE ESTOS M.

PAZ A TODOS, JESÚS NACIDO EN NUESTROS CORAZONES ES MÁS GRANDE Y MÁS FUERTE QUE CUALQUIER ADVERSIDAD.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s